APRENDER A DISTANCIARNOS DEL TRABAJO

DESCONECTAR DEL TRABAJO, FUNDAMENTAL PARA NUESTRO BIENESTAR

El trabajo ha pasado a ser una parte primordial en nuestras vidas, y nuestro bienestar depende en gran medida de cómo estemos en nuestros trabajos. Aunque tratamos de separar la vida personal de la laboral, los investigadores muestran datos de que nuestra satisfacción personal está empañada de la satisfacción laboral, o lo que es lo mismo, para estar bien a nivel personal, debemos estar bien a nivel laboral. Y por esta razón, separar nuestro entorno laboral de nuestro entorno personal no siempre es sencillo. Los últimos estudios se han centrado en tratar de explicar qué necesitamos los trabajadores para estar satisfechos en ambas esferas y mejorar nuestro bienestar.

Distanciarnos del trabajo parece ser una de las variables que más beneficios nos reportan para mejorar nuestro bienestar, ya que, las personas que consiguen distanciarse de su trabajo terminada la jornada laboral muestran menor estrés, menor número de síntomas de ansiedad, mayor energía y capacidad de acción y mejora de la productividad en sus trabajos; además, tienen una mayor satisfacción con sus vidas. Por lo tanto parece clave, tanto para empresarios como para trabajadores facilitar el distanciamiento psicológico del trabajo. Sin embargo, ¿cómo lo hacemos?

Pautas para aprender a distanciarnos del trabajo

En primer lugar, debemos saber que distanciarse del trabajo no es algo que dependa exclusivamente de la persona, sino que las condiciones laborales van a afectar a que sea posible el distanciamiento. Por ejemplo, los trabajos con excesiva carga laboral o trabajo de costosa resolución van a tener dificultades para lograr la capacidad de distanciamiento psicológico del trabajo.

Sin embargo, como trabajadores sí podemos distribuirnos la carga de una manera más eficiente, haciendo una buena gestión del tiempo y de habilidades que nos permitan delegar cuando esto sea posible. Por otra parte, aprender a gestionar nuestro tiempo de ocio y tiempo libre de manera adecuada es fundamental, ya que en muchas ocasiones no sabemos aprovecharlo. También, podemos poner en práctica estrategias de relajación o algunas técnicas como mindfulness, que nos ayuda a centrar nuestra atención en cada una de las actividades que hacemos en cada momento, dejando  a un lado otros pensamientos, como en este caso pueden ser los derivados del trabajo.

Si bien, cada persona tiene sus propias estrategias para tomar distancia del trabajo y desconectar. Reflexiona sobre cuáles son las tuyas y ponlas en marcha, aprender a distanciarnos del trabajo es saludable y contribuirá a nuestro bienestar.

Si te interesa la psicología del trabajo y quieres aprender más sobre el estrés laboral, el bienestar en el trabajo, etc. te recomendamos leer a Bernardo Moreno-Jiménez.

Y si prefieres acudir a CEREBETIA, nuestros profesionales te ayudarán y te darán las claves que mejor se ajusten a ti y tus circunstancias laborales.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies